Si en realidad amas el deporte, debes luchar por alcanzar tu sueño, algunas veces ganarás y otras veces perderás, pero al final, después de una dura lucha, podrás alcanzar el triunfo!

jueves, 1 de diciembre de 2011

Dos historias parecidas pero diferentes y podemos hacer historia otra vez en la F1


- Hoy en la Cara B hablaremos de dos deportistas de alto nivel, uno de ellos ya retirado. André Agassi e Ichiro Suzuki. Empecemos por Agassi.

Año 1992, Agassi con 22 años gana el torneo de Wimbledon contra Goran Ivanisevix y llama emocionado a su padre por teléfono, le echa un bronca: ¿Como has podido perder el cuarto ser? El resultado del partido fue de 6:7, 6:4, 6:4, 1:6, y 6:4. En su autobiografía cuenta como fue su niñez con un padre brutal y colérico que le obligaba a responder todos los días 2.500 bolas que lanzaba una maquina. A los trece años le envió, contra su voluntad, a un internado academia de tenis. Agassi llego a odiar  al tenis, en su autobiografía así lo reconoce, "Juego al tenis como medio de vida pese a que lo odio, lo odio con una pasión secreta y siempre lo he hecho." Agassi llego a buscar refugio en el alcohol y en la droga.

Este afán de tantos padres, tal vez viene dada por tratar de compensar una carrera deportiva mediocre y lo intentan compensar con los triunfos de los hijos. El padre de André fue un deportista profesional del montón. 

Nuestro segundo protagonista es Suzuki, uno de los mejores deportistas japoneses. Juega al béisbol en los EEUU y ha superado todos lo récords de la liga norteamericana. Incluso el jefe de gobierno de Japón dio una ruda de prensa cuando Suzuki supero récord de números de hits en una temporada diciendo: "Solo puedo decir que se trata de algo increíble, talento natural unido a una entrega desacostumbrada: esto es grandeza."

Pero la gran hazaña de este jugador no es fruto de la casualidad. Su carrera se programo desde muy pequeño por un padre rígido y concienzudo empeñado en cuerpo y alma para que su hijo sea una estrella del béisbol. Cuando llegaba a casa, después del colegio, entrenaba todos los días hasta las once de la noche. Al final de año entrenaba 360 días y jugaba con sus amigos unas seis horas al año. Un gran ídolo en su país al ser una estrella en uno de los deportes rey de los Estados Unidos. Ichiro es un hombre amable,  tranquilo, normal, un vecino ideal. No se le conocen escando alguno. Parece haber asimilado sin problema la fama. Mas Cara B aquí. 

FUENTE: REVISTA EL  MUNDO CRISTIANO.


 - El deporte español puede hacer de nuevo historia, y es que Lotus Renault tras el anuncio de fichaje de Kimi, puede confirmar en los próximos días el fichaje de María de Villota como piloto probador. "Tenemos todas las piezas, lo único que falta es encajarlas, determinar un día unas puntadas de negociación que quedan simplemente y poco más", comentó Villota en declaraciones a Europa Press.

La pasada temporada María compitió en la Superleague Formula consiguiendo un 4º puesto como mejor puesto.

- Debutar y meter gol, puede ser algo normal en un delantero pero no en un portero.







No hay comentarios:

Publicar un comentario